1 0
Pan bajo en carbohidratos

Compartir

O simplemente puedes copiar y compartir esta URL

Ingredientes

240 g de Harina de Almendras
60 g de Harina de Coco
2 cucharadas colmadas de Harina de trigo sarraceno Opcional, es simplemente para dar sabor.
2 cucharadas colmadas de Psyllium
1.5 cucharaditas de Sal marina
2 cucharaditas de Bicarbonato sódico
300 ml de Agua hirviendo Es importante que esté caliente
2 cucharaditas de Vinagre de manzana
2 de Huevos

Información nutricional

471
Calorías
24 g
Hidratos
10 g
Fibra
4 g
Azúcares
16 g
Proteínas
38 g
Grasas
10 g
de las cuales Saturadas
0 g
de las cuales Trans

Pan bajo en carbohidratos

Apto para celíacos y diabéticos

Features:
    Cuisine:

      ¿Un pan bajo en carbohidratos, sin gluten y que encima esté bueno? Sí, ya puedes pellizcarte.

      • 10 + 35 - 50 min horneado
      • Fácil

      Ingredientes

      Algo que debes saber

      ~ Recuerda que si quieres ir directamente a la receta, ¡la encontrarás más abajo! ~

      Tanto si lo que buscas es llevar una dieta baja en hidratos de carbono, controlar tu nivel de azúcar en sangre o simplemente un pan libre de gluten, ¡ésta es tu receta!

      La idea “original” la descubrí por casualidad en la página del Dr. Sueco Andreas Eenfeldt, experto en nutrición baja en carbohidratos y azúcares, buscando inspiración para encontrar una alternativa al pan que fuera saludable, estuviera rica y que me permitiese disfrutar de bocadillos, tostadas o  poder acompañar una comida sin tener que sufrir después los efectos de la insulina.

      Y es que para qué nos vamos a engañar, ¡los hidratos de carbono están buenos por definición! Pero eso sólo se debe a que los carbohidratos son largas cadenas de azúcares a los que nuestro cerebro está enganchado.

      Pero en esta ocasión no me voy a extender con el tema del azúcar -los asiduos al blog y a mis talleres ya sabéis lo que opino de este dulce veneno- así que directamente vamos a meternos en harina 😉

      Y en la harina es precisamente donde está el truco de este pan. No lleva trigo, ni escanda, ni centeno, ni arroz, ni ninguna molienda que provenga de un cereal; la harina de almendras, la harina de coco y el psyillium son los pilares fundamentales de nuestra masa.

      Sin duda, uno de los mejores sustitutos a la harina convencional es la harina de almendras. Fuente de proteínas y grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, no tiene colesterol y está repleta de nutrientes como el calcio, fósforo, potasio, zinc y antioxidantes como la vitamina E, ácido fólico y vitamina B3.

      Al contrario que la creencia popular, las almendras no nos harán ganar peso sino que su alto contenido en grasas buenas y fibra nos permitirán tener mayor sensación de saciedad, comer menos entre horas y ayudarnos así a mantener el peso y los niveles de glucosa en sangre estables.

      Aquí te dejo esta página con 5 razones más que te acabarán de convencer.

       

      La harina de coco, el otro ingrediente principal en nuestra receta, es sin duda uno de los ingredientes que más está revolucionando nuestra repostería. Con abundante cantidad de proteínas, grasas saludables, altísimos niveles de fibra dietética (¡más de un 40%!), muy baja en carbohidratos y azúcares y por supuesto, nada de gluten, es una opción estupenda a tener en cuenta para hacer nuestras recetas más saludables, aptas para celíacos y diabéticos.

      Si quieres saber más acerca de la harina de coco, entra aquí.

       

       

      Y por último pero no menos importante, el Psyllium. Si te has quedado con cara de no entender nada y has tenido que releer la palabra para pronunciarla bien no te preocupes, fue lo mismo que me ocurrió a mí la primera vez que oí hablar de ello 😉

      Resulta que la cáscara de la ispágula también conocida como Psyllium -o PSY para los amigos- es una fuente de fibra natural que se emplea en la industria alimenticia como espesante. Pero además de una textura consistente en nuestras recetas, nos ayuda a combatir el estreñimiento (lo imaginabas, ¿verdad?), el colesterol, la hipertensión y los niveles de azúcar en sangre, puesto que hay estudios que demuestran los efectos beneficiosos la fibra dietética en la salud cardiovascular y metabólica.

      Bien, ya tienes toda la información y explicación de los ingredientes principales 🙂

      Y si hay alguno que no has podido conseguir, aquí te dejo los links donde encontrarlos para que no te falte de nada: Harina de almendras, harina de coco, psyllium.

      Por cierto, puede que te parezca que el desembolso inicial para hacer este pan es mucho, pero tanto la harina de coco como el psyllium te van a dar para muchas más veces, que ¡seguro repetirás!

      Sin gluten

      Pasos

      1
      Hecho

      Mezcla en un bol los ingredientes secos.

      Precalienta el horno a 180ºC.

      2
      Hecho

      Lleva el agua a ebullición y añádelo a la mezcla sin dejar de revolver; a continuación añade el vinagre y los huevos batidos.

      3
      Hecho

      ¡Moldea con tus manos el pan cómo más te guste! Puedes hacer bollitos o una baguette por ejemplo.

      Colócalos en una bandeja de horno que tenga la base forrada con papel vegetal.

      4
      Hecho

      Hornea entre 35 / 50 minutos dependiendo de tu horno y de la forma del pan.

      Para saber si está hecho lo mejor es dar un par de golpecitos al pan con una cuchara y comprobar si la corteza está consistente.

      5
      Hecho

      y la mejor parte: ¡Disfruta!

      6
      Hecho

      Si quieres más información nutricional, pincha aquí

      Patty

      Patty

      crema de calabaza y boniato
      anterior
      Crema de calabaza
      salsa de curry lemongrass path
      siguiente
      La famosa salsa de curry de Lemongrass Path

      Deja tu comentario