2 0
Crema de calabaza

Compartir

O simplemente puedes copiar y compartir esta URL

Ingredientes

1 calabaza (1 Kg)
1 boniato (unos 300 g)
3 chalotas (unos 110 g)
1 tbsp de cúrcuma
1 pizca de pimienta negra
Aceite, agua y sal
Guindilla cayena opcional

Información nutricional

50
Calorías
10
Hidratos
1
Fibra
1
Proteínas
1
Grasas
165%
Vit A
12%
Vit C
2%
Ca
4%
Fe

Crema de calabaza

Sabores de otoño

  • 35 min (20 de cocción)
  • Serves 2
  • Fácil

Ingredientes

  • Aceite, agua y sal

  • Guindilla cayena opcional

Algo que debes saber

~ Recuerda que si quieres ir directamente a la receta, ¡la encontrarás más abajo! ~

Si alguien nos preguntase cuál es el fruto (considerado comúnmente como una verdura) más representativo del otoño, creo que todos contestaríamos que la calabaza.

La reina e icono de Halloween desde los tiempos más antiguos,  además de servir como decoración festiva, también es un ingrediente increíblemente nutritivo y beneficioso del que podemos disfrutar durante los meses más fríos.

Hasta hace poco me preguntaba cómo utilizarla en mis recetas, quizás porque es una verdura que no suele estar en los recetarios más tradicionales, quizás por la lata que a veces supone pelarlas. ¡Hay que ver qué piel más dura tienen!

Pero una vez conocidas todas sus propiedades y lo buenas que son las calabazas para nuestra salud, se me ocurrió una receta muy fácil y sencilla para incluirlas en el día a día: una deliciosa crema de calabaza y boniato.

3 ingredientes, 15 minutos de preparación y una olla express.

Fácil, ¿verdad? Abajo te detallo la receta completa paso a paso.

Beneficios y propiedades de la calabaza

A pesar de que su color anaranjado -al igual que la de las zanahorias- ya nos debería dar una pista, no solemos asociar a la calabaza la increíble cantidad de elementos antioxidantes que contiene.

Fuente de carotenoides por excelencia, entre los que destacan el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina, estos pigmentos vegetales encargados de dar el color rojo/anaranjado a muchas frutas y vegetales nos ayudan a prevenir gran cantidad de afecciones relacionadas con el envejecimiento y los radicales libres, tales como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Como comentábamos, la calabaza es rica en betacaroteno, un precursor de la Vitamina A y esencial para garantizar la buena salud ocular y mejorar los trastornos de piel.

Y junto con la vitamina C, forman un magnífico tándem que nos ayuda a reducir los niveles de colesterol al prevenir la oxidación del LDL.

Pero no solo eso, estudios demuestran que los carotenoides están fuertemente ligados a la prevención de cáncer de estómago, esófago, colon y próstata.

Y por acabar de comentar las propiedades más destacadas, las calabazas son una buena fuente de fibra y potasio, elementos que nos ayudan a depurar nuestro organismo, eliminar toxinas y mantener estables los niveles de azúcar.

Mejor con calor… y aceite

¿Quieres saber otro dato curioso? Al contrario de lo que pudieras pensar, el calor va a ser nuestro aliado a la hora de asimilar estos compuestos en concreto.

Esto se debe a que la temperatura va a romper las paredes celulares de los carotenoides (el licopeno, por ejemplo) permitiendo una liberación completa de la sustancia y un mejor aprovechamiento.

Y al tratarse de compuestos de carácter liposoluble, es decir, que se disuelven en grasa, bastará con añadir un chorrito de aceite de oliva para mejorar su absorción en el organismo.

Así que sin duda ¡esta crema de calabaza es una de las formas más deliciosas, saludables y fáciles de aprovechar todos los nutrientes de nuestra anaranjada amiga!

Espero que la disfrutes tanto como yo 🙂

Vegetariano, vegano, sin gluten, sin huevo, sin lactosa y con bajo IG
Vegetariano, vegano, sin gluten, sin huevo, sin lactosa y con bajo IG

 

Pasos

1
Hecho

Pela la calabaza, el boniato y las chalotas y trocéalos.

2
Hecho

Saltea las chalotas picadas en un poco de aceite.

3
Hecho

Cuando estén ligeramente doradas, añade el boniato y los trozos de calabaza.

Remueve todo junto durante unos minutos.

4
Hecho

Echa una cucharadita de postre de cúrcuma en polvo y una pizca de pimienta negra.

Sigue revolviendo durante otro poco.

5
Hecho

Añade agua hasta que cubra las verduras y programa la olla con 20 minutos.

Sala al gusto.

Y si quieres añadirle un toque canalla, es momento de echarle una guindilla cayena ;)

6
Hecho

Quita la guindilla (si la has echado), bate todos los ingredientes y reajusta la sal si es necesario.

7
Hecho

Y ¡Disfruta!

8
Hecho

Si quieres más información nutricional, pincha aquí

9
Hecho

¡Comparte esta receta en tus redes para que todos tus amigos puedan disfrutar! ;)

Patty

Patty

Trigo sarraceno o alforfón
anterior
Trigo sarraceno | Receta básica
Pan de harina de almendras y coco LCHF
siguiente
Pan bajo en carbohidratos

Deja tu comentario