• Home
  • Recetas
  • Ensalada de aguacate enriquecida con semillas
1 0
Ensalada de aguacate enriquecida con semillas

Compartir

O simplemente puedes copiar y compartir esta URL

Ingredientes

2 aguacates (unos 500g)
3 tomates (unos 560 g)
20 g de rúcula
60 g de bonito del norte
15 g de semillas de lino, calabaza y girasol
aceite de oliva, zumo de limón y sal para el aliño

Información nutricional

106
Calorías
6 g
Hidratos
4 g
Fibra
3 g
Proteínas
9 g
Grasas
72 mg
Omega 3
1445 mg
Omega 6

Ensalada de aguacate enriquecida con semillas

Fuente natural de ácidos grasos esenciales

Más omegas que en el alfabeto griego

  • 10 min
  • Serves 2
  • Fácil

Ingredientes

  • aceite de oliva, zumo de limón y sal para el aliño

Algo que debes saber

~ Recuerda que si quieres ir directamente a la receta, ¡la encontrarás más abajo! ~

Después de preparar mi post sobre las grasas, me quedé loca pensando posibles recetas para darle al cuerpo esos ácidos grasos esenciales que tanto necesita – omega 3 (w3) y omega 6 (w6) – y que el organismo no puede sintetizar por sí mismo. Y la verdad es que tampoco había que inventar mucho; ¡nada más sencillo que una ensalada de aguacate enriquecida con semillas!

Recordemos que entre las propiedades de los ácidos grasos esenciales se encuentran el ayudar a descender el LDL y el HDL así como los triglicéridos. Además, son precursores de las prostaglandinas, unas hormonas locales con múltiples efectos sobre nuestro organismo entre los que destaca su poder antiinflamatorio.

El aguacate es un fruto oleaginoso que destaca por su alto contenido en ácidos grasos, entre los cuales más del 95% es ácido Oleico u Omega 9, siendo el resto ácidos grasos poliinsaturados, fundamentalmente ácido Linoléico u Omega 6.

Contiene altísimas cantidades de vitamina E, D y minerales como magnesio, calcio y hierro que ayudan a mantener una piel y pelo sanos y  piridoxina o vitamina B6, que influyen muy positivamente en nuestro sistema nervioso ayudándonos a mejorar nuestra memoria y contrarrestar la ansiedad, la depresión y el insomnio. La presencia de vitamina E también reduce notablemente los riesgos coronarios.

Para complementar el trío de omegas añadimos una mezcla de semillas de lino, calabaza y girasol, fuentes principales de ácido Linolénico u Omega 3 que actúa previniendo enfermedades cardiovasculares y aquellas con un principio inflamatorio como la colitis ulcerosa, la dismenorrea o la artritis.

El licopeno y el glutatión del tomate también aportan su granito de arena antioxidante y el hierro y ácido fólico de la rúcula dan el toque revitalizante.

El bonito del norte, como buen pescado azul, también colabora en el aporte de grasas buenas además de ser una fuente proteica estupenda y darle ese sabor tan rico y que combina tan bien en las ensaladas (aunque yo no puedo decir nada porque soy super fan de este pescado 😀 ).

Pasos

1
Hecho

Lava bien las hojas de rúcula y los tomates y trocéalos a tu gusto junto con el aguacate pelado y sin pepita.

2
Hecho

Añade el bonito desmigándolo.

3
Hecho

Espolvorea la mezcla de semillas que tendrás preparada de antemano.

Para tenerla lista, nada más sencillo que tostar por separado y ligeramente en una sartén el lino, las semillas de calabaza y las de girasol y luego mezclarlas en un bote hermético para su conservación.

4
Hecho

Prepara el aliño mezclando en un recipiente aparte dos partes de limón por una de aceite de oliva y sal al gusto.

5
Hecho

Remueve bien y añade a la ensalada.

6
Hecho

Si quieres más información nutricional de esta receta, pincha

aquí

Patty

Patty

anterior
Espaguetis de calabacín a la boloñesa de soja
siguiente
Paté de aceitunas casero

Deja tu comentario